#040 Armas en el infierno #yaconoces

Imagen de un depósito de agua de Oxfam en YemenPara firmar contra la venta de armas españolas a Arabia Saudí

Para colaborar con Oxfam escuchando especiales de Serial Me en iVoox

Empresas privadas y públicas venden armas a países en conflicto

En el programa de este mes voy a hablarte de la trama de  empresas españolas fabricantes de armas, que venden a países en conflicto, a pesar de las normas internacionales que lo impiden, con la inestimable colaboración de la jefatura del Estado y de los distintos gobiernos y bajo una apariencia de legalidad.Nos vamos a uno de los infiernos aquí en la tierra. Yemen. Una de las cuatro hambrunas calificadas así oficialmente por las Naciones Unidas. Con motivo de un experimento de podcasting de esta red, grabamos un episodio del programa de series Serial Me que solo se puede escuchar haciendo una donación en iVoox, con la finalidad de colaborar con Oxfam Intermon en su campaña contra esta hambruna. Para presentar el proyecto vino a AVpodcast Cesar Santamaría, responsable de comunicación de Oxfam en España y como se suele decir vulgarmente, levantó la liebre.

Tratado de control de armas convencionales

A pesar de la prohibición expresa en el Tratado para el control de armas convencionales impulsado por las Naciones Unidas y que entró en vigor en agosto de 2016, muchos de los países miembros del tratado o que lo han ratificado, siguen incumpliendo de forma manifiesta la letra y el espíritu de ese tratado. De los 193 estados miembros de las Naciones Unidas, son miembros del tratado o lo han firmado 130. Eso significa que 63 no lo han considerado. Desde pequeñas naciones como Cuba, Bolivia o Ecuador en la América latina hasta grandes estados como la Federación Rusa, Arabia Saudí o China. Tampoco Yemen, el país que hoy nos servirá de guía para explicar la forma hipócrita en que algunas naciones como España operan para saltarse lo que impulsan y firman en las Naciones Unidas, con total impunidad.

Las víctimas siempre la población civil

Volvamos al comienzo. Yemen. Uno de los infiernos en la tierra. Una de las cuatro hambrunas oficiales. Un país en guerra perpetua. Simplificando mucho su historia podríamos decir que la zona norte y la zona sur, que durante un par de décadas llegaron a ser Yemen del Norte y Yemen del Sur, es uno más de los restos de la presencia colonial de las potencias europeas en la zona. Gran Bretaña quedó controlando una parte del territorio y la otra se independizó en 1918, al caer el imperio Otomano, del que el territorio formaba parte.

En todo caso, las dos Yemen llegaron a un acuerdo en 1990 para su reunificación y se produjo un acuerdo de fronteras con la vecina Arabia Saudí. Eso no impidió que diferentes minorías, en especial los Hutíes, se alzaran en armas contra el gobierno de la nueva república. Un país considerado por muchos una cleptocracia, es decir, un régimen basado en el robo y la corrupción generalizada. En 2014 se produjo un golpe de los Hutíes que llegaron incluso a la toma de Saná, la capital, y la huída del que hasta entonces era su presidente, con pretensiones vitalicias, a pesar de tener una democracia formal.

En este conflicto tomaron cartas en el asunto países como la propia Arabia Saudí o Egipto. Países por lo general del entorno de la Liga Árabe y en especial de las monarquías absolutas del Golfo. El líder de todos ellos Arabia Saudí. Se trasladaron a la opinión pública terribles riesgos para la estabilidad de la región, no olvidemos que es el corazón petrolífero del mundo. Esos riesgos, según las informaciones desveladas por Wikileaks, fueron exagerados por Arabia y Estados Unidos para justificar la intervención militar internacional en Yemen.

La intervención militar ha sido denunciada por muchas organizaciones, como Amnistia Internacional, como un escenario de constantes y masivos ataques contra los derechos humanos, con cientos de víctimas civiles por parte de la coalición internacional árabe y de los propios insurgentes.

Las naciones de la coalición acusan, al parecer exageradamente, de ser apoyadas y armadas por Iran y por Eritrea.

Pero el programa de hoy no trata sobre la guerra de Yemen. Solo es un ejemplo para entender los mecanismos por los que naciones respetables como España, juegan con los tratados, para seguir vendiendo armas, haciendo negocio, con países en conflicto. Alimentando una guerra y produciendo de forma indirecta víctimas entre la población civil.

Herramientas para comprobar la relación entre comercio de armas, conflictos y refugiados

Exportaciones de armas y países en conflicto

Comercio de armas y refugiados

Herramienta para comprobar el comercio de armas

Coordenadas

Este episodio como todos los de la red está alojado en Neodigit, socio tecnológico de AVpodcast. Elegimos y recomendamos Neodigit porque responden, porque son expertos, porque funcionan. Dirígete a ellos y busca tu solución para alojar tus podcast, tus webs, tu correo.

Puedes escuchar este programa en nuestra web y en nuestra página en iVoox, o la forma más natural en movilidad, un podcatcher, como uCast.

Agradecemos tus reseñas en iTunes que ayudan a nuestra visibilidad.

Powered by Podfid , nuestros expertos en técnicas de podcasting.

Nuestra cuenta en Twitter.

Gracias por la escucha y la lectura. Hasta el próximo episodio.

Ya conocen las noticias, ahora les contaremos la verdad.

Ya lo dice Wyoming: “Ya conocen las noticias, ahora les contaremos la verdad”. Sin ser tan ambicioso, estas cortas explicaciones sobre algunas verdades ocultas bajo toneladas de informaciones, pretenden provocar un “ah, eso lo explica todo” o un “eso no lo sabía, jamás hubiera imaginado” Para descubrir qué cosas son de una manera, aunque nos cuenten que son de otra. Incluso qué cosas no nos cuentan. Verás que hay explicaciones muy sencillas. El podcast para destapar lo que se oculta. Con Pedro M. Sánchez.


SUSCRÍBETE en iTunes - Android - IvooxRSS

Avpodcast esta alojada en neodigit.net , un proveedor de confianza con instalaciones en España

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Demuéstranos que no eres un robot con un poco de matemáticas *