#14 El negocio rosa

pink Hoy vamos a acercarnos a la moda del lazo rosa. Sí la moda. Como toda acción de marketing estratégico, portar el lazo rosa de solidaridad con las mujeres afectadas por el cáncer de mama, parece una moda. Más si en un determinado día o semana las calles del mundo se llenan de caminatas rosas y las solapas y los perfiles de las redes sociales se llenan de lazos rosas. ¿Casualidad?, ¿Conciencia colectiva? ¿Comunidad?. Parece que no, que podría tratarse de negocio.

Un día te llegó un whatsapp con una imagen con un lazo rosa. Te pedían que lo pusieras en tu imagen de la mensajería verde y si era posible en todos tus perfiles de redes sociales. Sí, porque seguramente también te había llegado por Facebook o por Twitter o por cualquier resquicio de tu vida 2.0. Que algo así ocurra no es algo casual y, desde luego, si atendemos a los signos y datos objetivos que existen en torno al fenómeno, no parece que vaya a servir para nada a las mujeres víctimas de esta dolencia.

Charlotte Hayley, una mujer de 68 años recogió el testigo del lazo rojo de lucha contra el SIDA y pretendió llamar la atención de los legisladores estadounidenses de la necesidad de invertir más dinero en la lucha contra la enfermedad del cáncer de pecho. Se habían producido algunos movimientos aparentemente espontáneos en torno a 1989-1990 con carreras populares para advertir de la importancia de la prevención, del propio cuidado y observación de las mujeres sobre su cuerpo para coger a tiempo una enfermedad curable en los primeros estadíos. En ese contexto esta abuela norteamericana comenzó a confeccionar unos lazos de color melocotón para que la clase política llevara esa lucha a los presupuestos federales.

Apenas un año después, Evelyn Laudeer, vicepresidenta de Esteé Lauder, entraba de lleno en el marketing estratégico y decidía relacionar la imagen de su marca con la lucha de las mujeres contra el cáncer de pecho. En 1992, aprovechando la invitación de una revista de salud femenina para su edición especial sobre el cáncer de mama, la superjefa de la multinacional de los cosméticos, editó un número al respecto y embarcó a su empresa en esta singladura entre el compromiso y el negocio. La editora de la revista Self ( http://www.self.com ) y la magnate de las cremas intentaron negociar con la abuela, pero esta se negó a colaborar con ellas por entender que su iniciativa era netamente comercial. Por su parte la periodista y la señora Lauder, negociaron el cambio de color del melocotón al rosa y ahí tenemos en 1992 el acto fundacional del lazo rosa.
El documental Pink Ribbon Inc. tiene su referencia en IMDB aquí http://www.imdb.com/title/tt2035599/ y la organización Think Before You Pink Ribbon está aquí http://thinkbeforeyoupink.org/
Si quieres dejarnos algún comentario puedes hacerlo en la entrada de la del programa http://www.pabellonauricular.com , puedes dejarme una reseña en iTunes que ayuda a visualizar el programa y que otras personas lo descubran. Es un gran regalo que me haces y ha permitido al programa mantenerse en el primer puesto en sus categorias (Noticias y política, Finanzas y Ciencia) en la portada de iTunes España. Puedes hacerlo siguiendo este enlace http://bit.ly/iTunesYaConoces Para comentarios rápidos mi Twitter y el del programa http://www.twitter.com/elojoqueves y http://www.twitter.com/yaconoces_
Para suscribirte al programa este es nuestro feed http://feeds.feedburner.com/YaConocesLasNoticias

Avpodcast esta alojada en neodigit.net , un proveedor de confianza con instalaciones en España

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Demuéstranos que no eres un robot con un poco de matemáticas *