#30 Cristianismo amarillo

 

Cristianos chinos rezando dentro de una iglesia derribada

Las dictaduras y la religión

Sentir la fe católica en países con gobiernos dictatoriales puede ser un problema. Si además en su pensamiento único no tiene cabida la fe religiosa y menos aún la fe de religiones interpretadas como ajenas a la cultura del propio pueblo, tenemos una situación compleja para las personas que por historia familiar o creencias sobrevenidas, la religión es un hecho de vital importancia y sentido en sus vidas.

La relación entre la iglesia y el estado no es algo excepcional o exclusivo de las dictaduras, pero no es menos cierta su peculiaridad en estos regímenes políticos sin libertad, tanto para obligar a la población a profesar una fe religiosa de corte nacional o nacionalista, como el catolicismo en tiempos de la España de Franco; como para impedirle que sienta y practique la religión que su familia, su educación o su sentimiento más íntimo le hace profesar. Este último caso es el que resume la historia cristiana en el gran País asiático.

China comunista, China cristiana

¿Diríais que es China, la China continental, un país comunista con libertades restringidas? Parece que oficialmente es así. Sin embargo, el mundo occidental se comporta con el denominado gigante asiático como un socio preferente con el que tener una relación pragmática, tal y como el propio embajador de China en Madrid describía las relaciones entre su país y España en el discurso con motivo del 67 aniversario de la existencia de la China roja, el pasado octubre de 2016.

¿Y diríais que China es un país cristiano? Puede que esta respuesta nos cueste un poco más. Sin embargo os lo aclaro desde el principio: lo es. Al menos por comparación entre militancias. Me explico. En China, un país de casi 1.400 millones de habitantes, algo menos de 90 millones son militantes del partido único. Frente a ese dato, estimaciones citadas por la BBC en 2016 estiman en unos 100 millones los chinos de fe cristiana, 10 millones de los cuales son de fe específicamente católica.

Ni pro comunista, ni pro católico

Este programa no pretende convertirse en un alegato contra el comunismo y en favor del catolicismo. Quien crea eso es probable que equivoque mis propias creencias, filias y fobias. Sin ser comunista ni ajeno a la fe católica, presente en mi familia y en mi historia personal, no trato de dibujar a la ideología marxista ni a los seguidores de Jesús de Nazaret en un sistema de víctimas y verdugos de forma simplista o sin memoria histórica de la trayectoria de ambos movimientos que han podido jugar ese papel de forma intercambiable en distintos momentos de la historia humana.

El episodio 30 de YCLN aborda y analiza la situación de unos seres humanos en un momento concreto en un entorno geográfico con un régimen político concreto. Y como siempre pretendo en mis investigaciones, estas trascienden mis propias creencias o simpatías. Es para mi un ejercicio de descubrimiento tal y como pretendo que sea para vosotros y vosotras. Ya expliqué en un programa que no pretendo disponer de la verdad absoluta, pero sí llamar la atención sobre cuestiones poco difundidas o demasiado mal contadas.

Católicos chinos y mi descubrimiento en Lyon

Mi primer contacto con el catolicismo chino tuvo lugar donde no lo esperaríais. En la ciudad de los dos ríos de la profecía de Nostradamus. En Lyon entre el Ródano y el Saona. En una mañana de agosto de 2012, desde un alto con unas increibles vistas a la ciudad entre ambos ríos y con los Alpes majestuosos de fondo. Tras hartarme de hacer fotos desde la colina Fourviere o colina que reza, con la Vieja Lyon justo debajo y la Basílica de Notre Dame a mi espalda dominando la ciudad,  me dirijí hacia el interior de la basílica, pasando junto a una estatua a tamaño natural del Papa Juan Pablo II y diversos recordatorios de uno de sus visitas más sonadas. El viaje del Papa Viajero a la tercera ciudad de Francia tras París y Marsella.
Nada más entrar y tras observar los elementos más llamativos de un edificio como es la preciosa basílica de sillares de piedra blanquecina, lo que verdaderamente llamó mi atención fue un mueblecito de madera a la entrada del reciento con información y ejemplares de misales en chino. En aquel momento debo reconocer que mi pensamiento, simplista por otra parte, fue que la comunidad china de la ciudad, en su proceso migratorio a Francia habían abrazado la fe catolica. Jamás se me ocurrió pensar que la fe viniera con ellos desde su país. Tome uno de los ejemplares de los libros de misa, hechizado por mi pasión por cualquier elemento impreso y con tapas, con esas hojas tan finas y con bordes dorados de los libros de fe y entré hacia el interior para terminar de visitar el monumento y recogerme unos instantes buscando la paz que siempre tienen dentro de sí los templos se disponga de fe suficiente o no para apreciar otras cuestiones mayores.

Coordenadas

Todos los medios de contacto en la web de AVpodcast

El Twitter de la red y el del autor del episodio

El correo electrónico

Este episodio está alojado en Site Ground socio tecnológico de AVpodcast y proveedor del alojamiento para todos nuestros episodios y nuestra red, a plena satisfacción con su servicio atención técnica, por lo que te lo recomendamos para tus proyectos.

Puedes escucharnos en nuestra web, en la web o la aplicación de iVoox donde disponemos de nuestro propio microsite avpodcast.ivoox.com a través del podcatcher para iOS recomendado por AVpodcast, que es Ucast desarrollada en España y que puedes descargarte aquí si usas iphone o ipad.

Tus reseñas son bienvenidas en iTunes a través de nuestro Site Manager o en el directorio Podkas

Nuestro canal en Telegram es telegram.me/AVpodcast

Hasta el próximo episodio, gracias por tu escucha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Demuéstranos que no eres un robot con un poco de matemáticas *